REVISTA WIPALA

Un espacio para hablar de turismo territorio y buen vivir

.

Slider

El libro “Explorando El Territorio del Zipa” constituye una obra , expresión de la loable misión educativa e investigativa que cumple Ecotrek Tour Operador en la formación de una nueva generación de colombianos, empoderados en el conocimiento y poseedores de una mayor conciencia social sobre el valor del patrimonio histórico, natural y cultural del país. El autor del libro, Sr Michel Estefan, es un reconocido líder en temas de ecoturismo y sostenibilidad que ha dedicado su vida a ayudar a las comunidades rurales a recuperar su conocimiento ancestral como valor cultural y turístico.

 

 

Las enseñanzas de la investigación realizada por Michel Estefan tienen el enorme mérito de contribuir a la emergencia de un nuevo paradigma del turismo de naturaleza y cultura en el ámbito nacional y latinoamericano. El turismo sostenible de clase mundial sólo podrá construirse desde una perspectiva del territorio, en este caso la Sabana de Bogotá, una de las maravillas del mundo que asombra a los visitantes, sin distingo de nacionalidad o rango. No sólo por ser un territorio matizado por el color verde esmeralda de su paisaje, sino también por el encanto de dibujar un cuadro mágico que atiza la imaginación y enmudece los sentidos, me refiero a los cerros, páramos, farallones, lagunas y ríos que orlan los dinteles de la Cordillera Oriental, bordeados misteriosamente por los Llanos Orientales y el Valle del Magdalena. El alzamiento de la cordillera oriental, proceso geológico iniciado según el científico Thomas Van der Hammen, hace alrededor de seis millones de años y la formación del mar de la sabana, amamantado por los innumerables glaciares, dio vida a la Sabana de Bogotá, uno de los paraísos más adorados del planeta.

Con gran maestría literaria y despliegue de conocimiento histórico, el autor del libro evoca a las culturas precolombinas que se asentaron en la Sabana de Bogotá, donde cultivaron su sabiduría ancestral y dejaron huellas de su deambular por los alrededores en búsqueda de la morada de los dioses. La cultura Herrera, los Tequendama, los Muiscas y otras poblaciones indígenas tuvieron la fortuna de conocer una sabana primigenia, en cuya exuberancia tejieron la leyenda de la creación de la vida por la diosa Bachué en la Laguna de Iguaque. El mito de Bochica y otras creaciones de la cosmogonía indígena generaron una visión sistémica del universo conectada a los fenómenos de la vida en la tierra, en los cuales las deidades del sol, la luna, la madre tierra y el agua, adquirieron una dimensión sobrenatural que regía los destinos de todos los seres y apropiaba nuevos valores de sabiduría, bondad y amor por todo lo que nos rodea. Los templos del sol y los refugios de educación “cucas” de los muiscas fueron faros de generación y socialización de conocimiento y las bibliotecas de pictografías, escuelas sobre un pensamiento profundo, casi inexplicable, sobre el sentido de la vida y las epopeyas del pueblo indígena.

 

 

El recuento interpretativo de las efemérides de la conquista española sirve para transmitir varias lecciones que son útiles en la formulación de una política avanzada de turismo sostenible en nuestros días. La ruptura de culturas debe superarse para dar paso a un diálogo inter-cultural a escala global, orientado al impulso de un turismo respetuoso de las creencias de la gente, la convivencia pacífica, el intercambio de conocimientos y el aprendizaje permanente para mejorar la educación, y preservar y disfrutar la vida. La siembra de la paz no se basa en la imposición de ideas y creencias sino en el ejercicio de una inteligencia colectiva en el seno de las comunidades que ayudará a perfeccionar el comportamiento humano y a construir solidariamente el futuro de un territorio. De esta forma, el turismo sostenible no será visto como una especie de tesoro de “El Dorado”, destruible y apropiable por unos pocos, sino, más bien, como una luz que guía la conciencia humana hacia la paz y la conservación del planeta

 

Con gran maestría literaria y despliegue de conocimiento histórico, el autor del libro evoca a las culturas precolombinas que se asentaron en la Sabana de Bogotá, donde cultivaron su sabiduría ancestral y dejaron huellas de su deambular por los alrededores en búsqueda de la morada de los dioses. La cultura Herrera, los Tequendama, los Muiscas y otras poblaciones indígenas tuvieron la fortuna de conocer una sabana primigenia, en cuya exuberancia tejieron la leyenda de la creación de la vida por la diosa Bachué en la Laguna de Iguaque. El mito de Bochica y otras creaciones de la cosmogonía indígena generaron una visión sistémica del universo conectada a los fenómenos de la vida en la tierra, en los cuales las deidades del sol, la luna, la madre tierra y el agua, adquirieron una dimensión sobrenatural que regía los destinos de todos los seres y apropiaba nuevos valores de sabiduría, bondad y amor por todo lo que nos rodea. Los templos del sol y los refugios de educación “cucas” de los muiscas fueron faros de generación y socialización de conocimiento y las bibliotecas de pictografías, escuelas sobre un pensamiento profundo, casi inexplicable, sobre el sentido de la vida y las epopeyas del pueblo indígena.

El recuento interpretativo de las efemérides de la conquista española sirve para transmitir varias lecciones que son útiles en la formulación de una política avanzada de turismo sostenible en nuestros días. La ruptura de culturas debe superarse para dar paso a un diálogo inter-cultural a escala global, orientado al impulso de un turismo respetuoso de las creencias de la gente, la convivencia pacífica, el intercambio de conocimientos y el aprendizaje permanente para mejorar la educación, y preservar y disfrutar la vida. La siembra de la paz no se basa en la imposición de ideas y creencias sino en el ejercicio de una inteligencia colectiva en el seno de las comunidades que ayudará a perfeccionar el comportamiento humano y a construir solidariamente el futuro de un territorio. De esta forma, el turismo sostenible no será visto como una especie de tesoro de “El Dorado”, destruible y apropiable por unos pocos, sino, más bien, como una luz que guía la conciencia humana hacia la paz y la conservación del planeta.

El libro dentro de un valioso enfoque de gestión del turismo en el territorio del Zipa, nos ofrece un amplio repertorio de rutas turísticas inspiradas en el patrimonio histórico, cultural y natural de los municipios de esta bella región: La Ruta de Chibchacún, la Ruta del Guatavita, la Ruta de los Güechas, y la Ruta de Sie. De esta forma, las visitas al Museo del Oro, la Catedral de Sal de Zipaquirá, el barrio de la Candelaria, el Museo Nacional y otros atractivos turísticos de Bogotá se verán enriquecidas con las rutas de la historia indígena de la sabana. El recuento del pasado se junta con las nuevas tecnologías, permitiendo organizar el libro en formato digital, con lo cual se facilita su consulta en línea por parte de los turistas, que acceden rápidamente a la información de los sitios sagrados a visitar y a portafolio de servicios hoteleros, gastronómicos, de artesanías y de guianza turística de alta calidad.
En este sentido, el contenido del libro constituye una innovación en la forma de pensar el turismo desde la educación, la cultura y la práctica de una pedagogía lúdica que extiende las expectativas de los turistas y comunidades, brindándoles nuevas experiencias y sentimientos gratificantes. El nuevo derrotero del pensamiento renovador sugerido por el autor del libro ayudará a remontar la estrategia turística vista como un modelo lineal del conocimiento, enfocando los esfuerzos hacia la búsqueda de una mayor innovación social, matizada por la articulación de redes de conocimiento en escenarios complejos donde se produce el verdadero cambio transformador del territorio.

En síntesis, cabe realzar los siguientes aportes del libro “EXPLORANDO EL TERRITORIO DEL ZIPA” para bien del turismo y de la sociedad en general:
• Fortalecimiento de una concepción avanzada de turismo histórico y cultural en el territorio para cambiar vidas.
• Implantación de un modelo de sostenibilidad basado en la investigación y la gestión de conocimiento, de manera complementaria a los esfuerzos de promoción y marketing.
• Fundamentación de un turismo educativo y científico que construye el futuro sin olvidar los valores y las lecciones del pasado.
• El re-encuentro con el pensamiento ancestral considerado clave para idear una nueva visión prospectiva del mundo y de la sostenibilidad.
• Gestión del conocimiento científico de historiadores, antropólogos, geógrafos, ingenieros y expertos en turismo con el fin de crear capacidades de diseño de plataformas novedosas y atractivas del turismo experiencial y existencial al alcance de los turistas nacionales y del exterior.
• Movilización de Cundinamarca, Boyacá, Bogotá y otras regiones que configuran un gran parque arqueológico para el turismo sostenible, repositorio de mensajes y símbolos de nuestra cultura ancestral, que debemos poner en valor a través de la educación y la investigación.

CAMPO ELÍAS BERNAL
Doctor de la Universidad de Salamanca
“Nuevos Recursos y Sostenibilidad en Turismo

keep calm
& write us

keep calm
& write us